miércoles, 13 de junio de 2012

Poema de amor envenenado



Si hay algo que tiene de mágico
el amor, es que es absolutamente improbable.

El amor que yo quiero.

No quiero un amor de oficina
con mi compañera.
Un amor funcional
Un amor que es rutina
No quiero un amor que me emparche.
Que me complete
Que me haga la vida mas fácil, mas llevadera.
Que se quede quieto.
Y se muera.

De esos ya tuve muchos

Quiero un amor que me pida alas.
Que me haga vender mi casa para comprar un velero.
Que me haga viajar a Indochina.

Un amor jodido.
Amor con ganas.

Que tenga sangre
Y me desangre.

Que no me deje con ganas de nada.
Que me deje tirado exhausto en la cama.

Que me haga cagar de risa.

Y si un amor así no existe,
No quiero nada.

Un amor de trinchera.
Un amor revolucionario.
Que me pierda en el monte.
Y me pida cambiar el mundo.

Para que los hijos de ese amor

Vivian en un mundo al menos
Algo más humano.

Y que me pida hacerlo con mis manos.

No delegar nada.

Ni explicárselo a un siquiatra.

Un amor en carne viva.
Que me ilumine los poros.

Que se fume mil porros
Que disfrute la vida.
Y no transe.

Que no transe nunca con nada.

Que se haga fuerte entre nosotros
Indestructible para afuera.

Un amor inteligente.
Un amor que no existe.

Pero si ese amor no existe
No quiero nada.

Y se que dirán que estoy loco.

Pero prefiero dormir
Mil noches solo en la Antártida.


Que con alguien que no me late.

Porque soy tan así de simple
Que cuando no es, se me nota.

Y no puedo caretearla.

Se me rompen los corchos
Los sahumerios no arrancan.

Y mi piel esta hecha de espinas.

Juan Demian


3 comentarios:

Indira Allepho dijo...

Me gustó mucho

Indira Allepho dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Indira Allepho dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.